Hacia 1978 el SEAT 1200 Sport fue una de las últimas realizaciones de Pilen en la que, sin embargo, no se rebajaron los niveles de calidad. Así, cuenta con base y llantas de metal y suspensión. Las puertas se abren y en el detallado interior los asientos son reclinables. Pilen resolvió los parachoques con piezas independientes en metal, lo que le da a la miniatura ese aspecto robusto. Fue muy popular la versión rally.
La de Mira es una excelente realización que no tiene nada que envidiar al modelo de Pilen. Las llantas de las ruedas de la miniatura de Mira son de plástico, aunque la base del modelo es metálica y cuenta también con suspensión. Igual que hizo Pilen con su modelo, Mira incorpora paragolpes de metal, si bien los de Mira incorporan como detalla adicional las matrículas, de las que carece el modelo de Pilen. El interior del 1200 de Mira es más simple que el de Pilen al carecer de asientos reclinables. Como suele ocurrir con los modelos de Mira, existió una amplia cantidad de variantes sobre el 1200, entre las que destacan las versiones de competición o la de policía

Guiloy llevó a cabo a finales de los 80' una penosa reedición de los últimos modelos de Pilen entre los que se encontraban los SEAT 131 y 1200. La base de la miniatura, así como los parachoques, pasaron a ser de plástico, desapareciendo la suspensión. Finalmente pasaron a incorporar ruedas botón hasta que desaparecieron del mercado a principios de los 90'

Fuente: www.gamas43.com
Más miniaturas